El amor en El heredero del clan

El amor es uno de los grandes temas de la novela, por no decir el principal. Estoy segura de que muchos lectores habrán comparado, inevitablemente, la historia de mis protagonistas con la de otras famosas parejas: Tristán e Iseo, Abelardo y Eloísa, Romeo y Julieta… Sin ánimos de revelar qué ocurre en la novela, para aquellos lectores o navegantes que no la hayan leído, me gustaría señalar algunas diferencias entre mis héroes y estos otros amantes míticos.

A quienes hayan leído la novela, o a quienes vayan a hacerlo, les propongo pensar en estas cuestiones:

―¿Qué hace que el amor entre los dos protagonistas sea “imposible”? Comparar con los obstáculos que se interponen entre las célebres parejas antes citadas (Tristán-Iseo, Romeo-Julieta, Abelardo-Eloísa).
―¿Cuál es la situación “legal” de Harald e Inge ante su pueblo?
―El conflicto entre el deseo individual y las costumbres sociales, ¿de qué manera se da? ¿Cuál es la reacción de los personajes?
―El aislamiento de los amantes, ¿se produce en esta novela? Comparar con los otros prototipos de amor imposible.
―Harald: ¿en qué se parece a Romeo, Tristán o Abelardo? ¿En qué se diferencia?
―Inge: ¿en qué se parece a Julieta, Iseo o Eloísa? ¿En qué se diferencia?
―El amor: ¿oculto o hecho público? Comparar la situación de Harald y su amada con la de los otros tres amantes.

―¿Qué papel juegan las familias de los dos amantes? 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada